En marketing, lo que conocemos como el “target” y el “buyer persona” se refieren a cosas distintas, aunque ambos son conceptos clave en la estrategia de marketing.

En una de nuestras publicaciones anteriores ya hablamos de las diferencias entre estos dos conceptos, por lo que en este post nos enfocamos en el concepto de “Target” o lo que en su versión en castellano se conoce como “Público objetivo”.

Target o público objetivo

Fuente: Elaboración propia

Definición de “target”

El “target” (o público objetivo) define a un grupo amplio y genérico de personas que se espera que compren un producto o servicio en particular.

Tipos de público objetivo

Pese a que el target no define tantas características como el buyer persona, existen igualmente diferentes variables para establecer un tipo de público objetivo:

  • Demográfico: edad, el género, los ingresos familiares, etnia, etc.
  • Geográfico: región, país, estado, ciudad, entre otras.
  • Psicográfico: estilo de vida, sentimientos, intereses, deseos, etc.
  • Conductual: etapa del funnel (reconocimiento, consideración o conversión), hábitos de compra, uso del producto o servicio, lealtad del cliente, beneficios buscados, etc.

Algunos ejemplos

  • Nike: jóvenes y adultos (18-40 años), deportistas o con gran interés por el deporte y también por la moda.
  • Play Station: jóvenes y adolescentes (18-30) jugadores de videojuegos emocionantes y de alta tecnología.
  • Rolex: adultos (35-60 años) de alto poder adquisitivo que buscan productos de calidad, pero que también les aporte prestigio.

Como podemos ver en los ejemplos, no es estrictamente necesario definir el público objetivo en función de todas y cada una de las variables mencionadas anteriormente, sin embargo, cuanto más sepamos de nuestro target, más eficientes serán las estrategias de marketing.

Dos enfoques diferentes del público objetivo

Podemos diferenciar el “core target” y el “expansion target”.

“Core target”

El “core target” se conoce también como el público objetivo principal. Se trata del grupo de consumidores genera la mayor parte de los ingresos y al cual nos enfocamos en satisfacer sus necesidades y deseos. Es el que la empresa conoce y entiende mejor, por lo que suele centrar su marketing y recursos en satisfacer a este público objetivo principal.

“Expansion target”

Por otro lado, tenemos el “expansion target” o público objetivo de expansión, el cual se refiere al grupo de consumidores que la empresa busca atraer y convertir en clientes. Por tanto, es un grupo con mucho potencial para la empresa.

Puede ser similar o diferente al público objetivo principal y refleja las oportunidades de crecimiento para la empresa. Existen diferentes estrategias de marketing para llegar a este grupo, como publicidad en nuevos canales, campañas específicas o desarrollo de nuevos productos o servicios.

El “core” es lo que tenemos actualmente, pero debemos tener un enfoque hacia el futuro reflexionando acerca del “expansion target”.

En resumen, “core target” representa el consumidor principal de la empresa y genera la mayor parte de los ingresos, y el “expansion target” representa un grupo que la empresa quiere atraer y convertir en clientes potenciales para generar oportunidades de crecimiento y diversificación.

Ejemplo Mc Donald’s

Core target: familiar con niños/as menores de 10 años que buscan comida rápida y asequible.

Expansion target: jóvenes estudiantes o adultos profesionales (18- 30 años) con poco tiempo libre que buscan una opción de comida rápida, aunque con un enfoque algo más saludable.

Ejemplo Nestlé

Core target: madres y padres de familia con niños/as menores de 10 años de principalmente de clase media y alta.

Expansion target: jóvenes y adultos interesados en alimentos y bebidas saludables, orgánicos y con un enfoque más sostenible.

¿Qué es mejor, el “target” o el buyer persona?

Ambos son importantes y complementarios, y la elección entre uno y otro dependerá del contexto y los objetivos específicos de la estrategia de marketing establecidos. Lo ideal es combinar ambos conceptos para obtener una visión más completa de los consumidores y sus necesidades.

En definitiva

El target puede aumentar la efectividad de la campaña y el retorno de inversión, ya que nos ayuda a segmentar correctamente y enfocar las estrategias a cubrir unas necesidades específicas, lo que además permite conseguir un retorno de la inversión mayor.

Si te ha interesado este post, puede interesarte también éste sobre Definir mi público objetivo. En nuestro grupo de LinkedIn encontrarás más contenido de valor.