Cualquier tipo de negocio o actividad debería prestarle toda la atención posible a su público objetivo

Para cualquier empresa, grande o pequeña, de cualquier sector, es básico conocer bien su público objetivo. Saber las características comunes que definen a sus potenciales clientes permite a la empresa enfocar productos y servicios a ese público concreto.

Para ello, es clave una buena segmentación que permita impactar, enamorar y conquistar a nuestra audiencia (ver post).

Las estrategias de ventas y de marketing, el tono de nuestra comunicación, nuestros mensajes, las redes sociales en las que decidamos tener presencia, ….todo ha de partir de nuestro público objetivo y a él ha de ir dirigido.  

¿Qué pautas nos ayudan a definir nuestro público objetivo? 

La definición 

El público objetivo es un grupo específico de usuarios/clientes que tienen más probabilidades de interesarse por tus productos o servicios. Este grupo comparte rasgos demográficos y psicográficos como la edad, el sexo, los ingresos, intereses, retos y objetivos que lo señalan como interesado en sus soluciones, productos o servicios y, por lo tanto, con más probabilidades de convertirse en cliente.

En el ámbito de la publicidad, los anglicismos target, target group y target market, se utilizan como sinónimos para designar al destinatario ideal de una determinada campaña, producto o servicio. Wikipedia

En general, cuánto más detallado sea el target mucho mejor, ya que no sólo podremos impactar en nuestros potenciales clientes hablando su mismo lenguaje, si no también ofreciéndole algo que de manera creativa encaje con sus necesidades y solucione sus inquietudes.

Una buena definición hará que nuestras estrategias sean cada vez más efectivas

Algunas empresas dirigen sus servicios y productos a un mercado muy amplio pensando que así aumentarán sus oportunidades. Es probable que tengan más oportunidades teóricas, pero, el nivel de retorno de sus acciones será muy bajo. Además, si no enfocamos a un público definido nuestros productos o servicios, éstos no estarán suficientemente diferenciados de los de nuestra competencia.

Hemos de diferenciar público objetivo y buyer persona

Estos dos elementos trabajan en conjunto. Definir correctamente el público objetivo hace que nuestro buyer persona sea más fácil de identificar.

público-objetivo

Fuente: Elaboración propia

3 claves

1. Investiga tu mercado 

Te ayudará a construir una propuesta de Valor potente

2. Delimita e investiga tu audiencia

Investiga con rigor y profundidad cuáles son las características que definen a tu público objetivo: Edad, intereses, nivel socioeconómico, consumos.

Te proponemos algunas herramientas:

Encuestas: Pueden ser realizadas a través de los distintos canales.

Google Analytics: Proporciona informes de datos organizados sobre el tráfico que llega a los sitios web.

Entrevistas: Tener contacto directo de las personas puede ayudarte a recopilar toda la información necesaria.

Semrush: Es una plataforma que te ayudará a identificar hábitos e intereses de tu público objetivo, además Semrush ofrece una visión estratégica de los competidores y puedes administrar el contenido para tu público objetivo directamente desde su plataforma.

3. Estudia a la competencia

Aprende observando objetivamente a tus competidores. Esta observación te proporcionará oportunidades de mejora. Como hemos dicho, la herramienta Semrush puede ayudarte.

público-objetivo

Fuente: Elaboración propia

Si te ha interesado este post, te recomendamos este otro sobre La Estrategia y el Plan de Marketing.