Hace casi 2 años en este mismo blog os hablé por primera vez de las Alianzas: una buena opción para pequeñas y medianas empresas. Ahora he pensado volver a tomar este tema, pero enfocándolo en la internacionalización de la Pymes y su necesidad de ser más fuertes frente a un mercado global.

alianzas-pymes-internacionalizacion

Fuente: Imagen de Vecteezy.com

¿Por qué ahora? Pues simplemente porque el día 25 de abril celebraremos la segunda jornada de networking entre las empresas del programa ExportMetropolis con las alianzas aplicadas a la internacionalización como tema y una cosa me ha llevado a la otra.

En ese primer post de Alianzas os decía que, en España, casi 1,88 millones de empresas no emplearon a ningún asalariado (55,8% del total). Además, el 27,3% del total de empresas tenían entre 1 y 2 empleados. Al sumar esos dos grupos concluía que el 83,1% de las empresas españolas tenían 2 o menos asalariados, eran francamente pequeñas. Esta situación no ha variado excesivamente a enero de 2023:

La situación actual

El 93% de las empresas en nuestro país tienen menos de 10 trabajadores 

En enero de 2023, y según el ministerio de industria, había un total 2,92 millones de empresas, un aumento importante de empresas para un período de tan sólo 2 años.

  • El 93% de las mismas o no tenían empleados o eran microempresas (entre 1 y 9 empleados).
  • El 5% lo constituían las empresas pequeñas (entre 10 y 49)
  • Menos del 1% eran empresas de entre 50 y 249 empleados (empresas medianas).

Perfil de las empresas que impulsan nuestro comercio internacional

Pocas empresas concentran el grueso de nuestra exportación 

El 90% de las operaciones de exportación de España en 2022 correspondieron a los denominados exportadores regulares” que son aquellas empresas que han exportado de forma consecutiva durante los últimos cuatro años; en total, 57.332 empresas.

Los 500 principales exportadores aglutinaron el 58,7 % del total exportado y los 100 primeros el 39,7 %, una tendencia que no ha experimentado variaciones significativas durante los últimos años.

La internacionalización se dirige en nuestro país principalmente a Europa 

Europa representa el 74% de las exportaciones y el 49% de las inversiones españolas en el exterior.

Latinoamérica se sitúa como segundo destino (5% de las exportaciones y 27% de las inversiones), seguido de Norteamérica (6% de las exportaciones y 18% de las inversiones).

Destinos con potencial

El 90% de los encuestados en el informe de KPMG La empresa española ante un nuevo escenario internacional, los Estados Unidos son el destino preferencial del 90% de los encuestados por ser “un mercado que consolida su carácter estratégico y que, además, cuenta con el estímulo coyuntural que representa la depreciación del euro frente al dólar”. Destacan otros países como Alemania (67 %), Francia (52 %) o Italia (45%) en Europa, y México (49 %) en Latinoamérica.

Previsiones

El negocio internacional se refuerza y constituye una palanca de crecimiento y competitividad del tejido empresarial español

La transformación digital y la sostenible de la sociedad están transformando las estrategias de internacionalización de las empresas 

Es clave avanzar en estos procesos para ganar competitividad y responder a las demandas de los consumidores de los diferentes mercados de forma ágil y eficiente.

Otro tema no menor es el incremento de las tensiones geopolíticas que exige una mayor atención a los #ciberriesgos, uno de los principales retos tecnológicos en la actividad internacional.

La búsqueda de la #eficiencia y la #seguridad ha de guiar las decisiones de nuestras empresas.

El reto para las Pymes: Exportar mediante alianzas

La escasa propensión de las pymes a exportar constituye otro gran desafío, en un escenario fuertemente fragmentado como el español.

Por otro lado, el tamaño de las empresas exportadoras en España es inferior al de sus homólogas de los principales socios europeos.

Para afrontar con éxito los mercados internacionales, las empresas deben crecer en tamaño, pues la pequeña dimensión de la pyme se traduce en menor productividad, falta de fuerza para negociar con proveedores, escasez de recursos que puede dedicar a internacionalización e innovación, y dificultad para acceder a financiación externa”. 

Es clave facilitar el acceso de las pymes a la información sobre comercio exterior, favoreciendo el aumento de su tamaño y, sobre todo, prestando un apoyo cada vez más adaptado a su perfil y necesidades.

Crecer sin aumentar la plantilla es una propuesta posible gracias a las Alianzas. Además, las alianzas otorgan a las empresas flexibilidad, conocimiento, complementariedad y experiencia.

Si os ha interesado este post, os podría interesar también este otro sobre La Alianza: Una buena opción para la innovación disruptiva.

En nuestro grupo de LinkedIn encontraréis más contenido de valor.