Blog

Del “Win-Win”…, al “Win-Lost” ,y…. al “Lost-Lost”

win-win-300x285

Seguramente muchos de nosotros habremos utilizado coloquialmente  alguna vez la expresión “Win-Win” para escenificar que en una situación profesional o empresarial es bueno que ambas partes ganen para que la relación sea sostenible en el tiempo. Por ejemplo, en la negociación de un contrato, en una relación cliente/proveedor, de empleador/empleado, jefe/colaborador, en una alianza, etc.

 

En la época de las “vacas gordas” parecía que era más fácil aplicar el “Win-Win” que ahora cuando algunos países estamos de “vacas flacas”. Parece que para una parte de la sociedad (afortunadamente no la mayoría) piensa que todo vale o al menos le parece que es justificable por la situación económica, llegando, por poner un ejemplo, el cliente a mandar sobre el proveedor y este último a verse obligado a sucumbir a sus exigencias más que a sus necesidades, sean las que sean. También es aplicable a la relación entre empleador y empleado, en el pago/cobro de facturas, y en un largo etc. Esta es la que denominamos “Win-Lost”.

Si seguimos aplicando esta teoría corremos el peligro de avanzar a la fase  “Lost-Lost” en la que todos salen, saldremos, perdiendo: si el “Lost-Lost” se aplica en cadena, la situación podría ser demoledora.

 

Hay que pensar que cualquiera de nosotros en circunstancias permanentes o puntuales, puede representar a la vez roles contrapuestos, ser cliente en unas ocasiones y proveedor en otras por ejemplo, y, evidentemente, según en que lado estés puedes ser “Win” o “Lost”.

 

La lógica nos dice que lo mejor es continuar en el “Win” siempre, sea cual sea el rol y la circunstancia, pero ello dependerá de la elección de cada uno.

Esta Noticia Tiene 0 Comentarios

Deja un comentario