Blog

21 días para cambiar de hábitos. Enero: Mejorar la planificación

curva-de-apredizaje-1024x759Son muchos los que ante el nuevo año se plantean propósitos como dejar de fumar, comer de forma más saludable o hacer más ejercicio. Para tener éxito hay que ponerse manos a la obra cuanto antes: No se trata de hacer la nueva acción de forma perfecta, sino de comenzar. Luego ya irás mejorando, pero lo importante es no postergar. Si ya has tomado la decisión, decide una fecha y comienza. Además, se necesitan dos ingredientes fundamentales: la disciplina y el compromiso. Crear un hábito es como utilizar un músculo que hace tiempo que no utilizas. El primer día cuesta, pero, a medida que lo ejercites, irá tomando fuerza.

Cada uno de nosotros tenemos habilidades diferentes por lo que los comportamientos, la incorporación de un nuevo hábito no es igual. Además, cada hábito puede ser más simple o más complejo que otro. También es cierto que a medida que nos ejercitemos nos será más “fácil” incorporar nuevos hábitos: El hábito de formar el hábito se aprende con el tiempo

Cada juego tiene sus reglas y en esto no vamos a ser diferentes, necesitamos conocer y seguir las reglas para salir exitosos del intento.

Regla nº 1: Aunque te aconsejamos tener una lista de metas a alcanzar, sólo cuando completes una continúa con la siguiente.

Regla nº 2: Registra tu Avance diario (Incluso si no logras tu empeño).

Regla nº 3: Evalúate cada 21 días. Si has cumplido en ese tiempo y ya no te supone esfuerzo, ya es el momento de incorporar una nueva meta o de aumentar la intensidad que no deja de ser también una nueva meta.

¿Porqué 21 días? En 1887, William James, escribió un artículo titulado El hábito en el que exponía la enorme plasticidad cerebral y cómo son necesarios 21 días para la formación de un nuevo hábito. Ese dato ha ido perdurando a lo largo de los años, de modo que se ha convertido prácticamente en una verdad incuestionable.

Los 21 días eran sólo una estimación de adaptación a un cambio, pero, no siempre se logra incorporar un hábito durante ese tiempo. Por ello es importante usar únicamente esos 21 días como parámetro para re-evaluarnos y ver si estamos listos para introducir un nuevo reto, o si simplemente, necesitamos más tiempo.

Os proponemos, nos proponemos nosotros también, el primer reto para enero’2018:

“Planificarnos mejor”

Esta Noticia Tiene 0 Comentarios

Deja un comentario