Queremos compartir con vosotros el artículo que ha publicado Lucía Burbano en la Escola Sert (poner enlace) recogiendo una entrevista que realizó a Elena Orteu sobre la metodología Agile en los despachos de arquitectura. Espero que os sea de interés.

¿Qué son las metodologías ágiles?

Agile es mucho más que una metodología, es una manera de trabajar, casi una filosofía, para desarrollar todo tipo de proyectos que requieran rapidez y flexibilidad. Su gran ventaja es una gran capacidad de adaptación y flexibilidad a los cambios que se producen en el corto plazo.

“En un momento de gran incertidumbre como el que vivimos, estos atributos son muy importantes”, explica Elena Orteu, arquitecta y directora del curso Dirección estratégica Agile de estudios de arquitectura de Escola Sert.

¿Por qué debería utilizarse en los despachos de arquitectura?

Los estudios de arquitectura no dejan de ser negocios, aunque cuentan con una particularidad: pertenecen al grupo de empresas en las que la parte creativa debe convivir con una gestión empresarial que garantice que el negocio sea sostenible en el tiempo. 

“Los despachos deben cambiar para responder a los nuevos paradigmas que el momento actual y la sociedad necesitan y exigen. La arquitectura y los arquitectos no debemos permanecer inmunes a la nueva conciencia. Debemos evolucionar y trabajar considerando los nuevos paradigmas que tienen en cuenta el bien común”, sostiene Orteu.

Una labor de equipo

¿Cómo se aplica la metodología Agile en un despacho de arquitectura?

Lo primero es alinear todos los departamentos hacia las necesidades de sus clientes. Esto requiere de la coordinación de los equipos creativos y los de gestión para obtener los mejores resultados posibles. Se definen una serie de objetivos a alcanzar y estos se evalúan trimestralmente según los resultados que van mostrando los indicadores.

Cada persona y cada equipo establece sus propias metas, que contribuirán a alcanzar los objetivos planteados inicialmente. “Al principio suele ocurrir que estos objetivos son demasiado ambiciosos y hay que volver a definirlos tras la primera evaluación. Una empresa destina al menos un 20-25% a la gestión, y esto también incluye el compromiso de formar a todos los miembros y dotarlos de los medios y herramientas suficientes. Es un pacto bidireccional”, explica Orteu.

Fuente: Sii Concatel

La metodología Agile potencia la transversalidad en la toma de decisiones.

La gran diferencia con las organizaciones verticales es que es el equipo quien se coordina y se alinea hacia el cliente sin la intervención constante de la dirección.

Algo que distingue a la metodología Agile es la gran velocidad de respuesta al cambio que aporta. Los estudios de arquitectura deben equilibrar diseño y ejecución de proyectos con gestión empresarial. Esta metodología elimina la verticalidad de la toma de decisiones para plantear soluciones desde los equipos. 

Otra característica es que todo el equipo conoce la estrategia. Un ejemplo es que suele colocarse de forma visible en algún lugar de la oficina y se comparten los avances de forma física o digital para que sea verdaderamente un proceso abierto a la colaboración entre todos los integrantes de un despacho.

Ejemplos de impacto 

Durante el curso que imparten Elena Orteu y Carlos Coloma en Escola Sert, los alumnos tienen la oportunidad de escuchar la experiencia de estudios de arquitectura que están aplicando la metodología Agile para lograr sus objetivos. 

Orteu adelanta que, por norma general, se trata de despachos que han apostado por evolucionar de un estudio de arquitectura de autor a una empresa de arquitectura con imagen de marca. 

“En el curso tendremos a dos arquitectos invitados para que nos expliquen su caso particular. El primero ejemplifica la búsqueda de la ventaja competitiva enfocada al aporte de nuestro trabajo a la sociedad, el medio ambiente y el cliente. El segundo compartirá su experiencia en la incorporación de la metodología Agile a la gestión de su estudio”, nos avanza. 

Un curso, en definitiva, que propone a los profesionales una capacitación que les ayude a revisar de forma “agile” el modelo de negocio de su estudio o despacho.

Texto elaborado por Lucía Burbano y la redacción de Escola Sert. Si te ha interesado, visita nuestro anterior post y en nuestro grupo de LinkedIn encontrarás contenido de valor.