Recuerdo un chiste del gran humorista Eugenio (e.p.d.) en el que uno le preguntaba a otro por el comportamiento de sus ovejas. A esto el otro le contestaba con otra pregunta “¿las blancas o las negras?” aunque al final era lo mismo unas u otras: “…también, también.”

ovejas-negras-blancas

El chiste es algo parecido a lo que nos pasa al haber de tomar decisiones en nuestras empresas. Nos toca elegir y descartar, apostar por un camino y renunciar a otro. Cada decisión que tomemos marcará nuestro futuro, es cierto, pero cada decisión que no tomemos será una oportunidad perdida. Más vale, por tanto, elegir nuestro destino aún a riesgo de errar, aprendiendo a cada paso.

Existen múltiples decisiones aparentemente antagónicas que debemos gestionar: especializarnos-generalistas, taller-empresa, despacho pequeño-despacho grande, local- global,….Sea cual sea la decisión que tomemos lo importante es hacerlo convencido pero observante de manera que si no responde a nuestras expectativas, seamos capaces de rectificar con celeridad.