El marketing digital (o marketing online) está en boca de todos hoy en día. Engloba aquellas acciones publicitarias o comerciales que se realizan por canales de internet. Ha tenido un desarrollo muy rápido, de la mano de la tecnología, que ha supuesto enormes cambios en las herramientas y las técnicas.

El mundo digital presenta un escenario diferente en el que reina la inmediatez, las redes sociales, las herramientas y las métricas.  Antes, los vendedores, tenían el poder de comunicar unilateralmente mientras que hoy en día, los compradores (consumers) han pasado a ser prosumers. Tienen el poder de comunicación compartido y son capaces de usar los search engines (Google, Yahoo, Bing…) para buscar, valorar y comparar productos y servicios.

Todas las técnicas del mundo off-line han sido imitadas, ampliadas y adaptadas a este nuevo escenario. Pero como sucedía en el mundo analógico, la estrategia cobra un papel fundamental.

El marketing digital adaptado a la estrategia

El Marketing digital debe estar 100% alineado con la estrategia de la compañía. No debería ir en paralelo, ya que hay el peligro de perder el foco de las herramientas y los medios digitales que realmente necesita cada empresa según su estrategia.

La estrategia ayuda a colocar al marketing digital en el lugar adecuado dentro de la empresa, potenciando sus puntos fuertes y tratando de disminuir los puntos débiles. Presenta al buyer persona como un cliente objetivo y permite encontrar qué canales del mundo digital visita, qué tipos de mensajes atiende y qué contenido encuentra atractivo.

Si la empresa no tiene definida por escrito una estrategia general, es recomendable diseñarla antes y que incluya también la del marketing digital. Si se implementa la segunda sin una hoja de ruta general, será difícil valorar si están alineadas y medir objetivamente si las acciones digitales aplicadas aportan los resultados deseados.

Los KPI’s (Key Performance Indicators) nos permiten ver en directo cómo funcionan nuestras acciones. Fuente: Pixabay

Estructura y herramientas

Para poder realizar acciones de marketing digital se debe realizar un diagnóstico de la situación de la empresa en el mundo online, los mensajes que está transmitiendo y la reputación que ostenta en las plataformas. Se debe reflexionar sobre si la situación se asemeja al ideal de la empresa y si no es así, definir cuál debería ser y mediante unos objetivos SMART establecer la ruta de mejora.

El mundo digital tiene múltiples herramientas que cambian de forma rápida. Es importante ser proactivo en el aprendizaje de nuevas skills que ayuden a las tareas de marketing digital. Pero aun es mas importante saber que skills (habilidades) son las mas apropiadas para mi estrategia de marketing digital (EMD). En las próximas semanas iremos desvelando algunas de estas herramientas que facilitan el trabajo y ayudan a alcanzar los objetivos establecidos.

Si te ha interesado, visita nuestro anterior post y en nuestro grupo de LinkedIn encontrarás contenido de valor.