Blog

¿Cómo me motivo en el trabajo?

motivación

Hay teorías y opiniones para todos los gustos en el tema de la motivación en el trabajo. Como lados extremos unos piensan que la motivación debe venir del entorno, es decir me han de motivar los demás: socios, jefes, colaboradores, ambiente de trabajo, clientes, proveedores, una buena nómina/honorarios, un reconocimiento permanente de los demás… y un largo etcétera. Otros creen que ha de ser uno mismo el que debe automotivarse : el trabajo bien hecho, ayudar a los demás, aceptar a tu entorno tal como es y no criticarlo, sobretodo al jefe, aceptarse también a uno mismo y confiar en nosotros y en los demás, buscar siempre el lado positivo de las cosas…..

Como en muchas cosas de la vida, creo que es importante que la motivación venga principalmente de uno mismo y ello facilitará, sin lugar a dudas, que el entorno nos ayude, se contagie de nuestra motivación, y por tanto, nos la potencie. Pero debemos ser nosotros quienes demos el primer paso. Si siempre estamos de mal humor, ácidos y críticos con todo y con todos, seguramente nuestro entorno nos evitará; no importa que estemos cargados de razones. A todos nos gusta rodearnos de gente motivada y rechazamos a los que no lo son y aunque aparentemente no lo manifestemos públicamente, siempre se nota.

Os comento unos breves consejos por si pueden servir al menos como debate o punto de partida para potenciar nuestra propia motivación

  • Delante de un problema o dificultad no quedarse solo en el análisis, diagnóstico e incluso en la queja y pensar que otro ya lo arreglará sino, intentar plantear una solución al problema y ofrecerse en la implementación de la misma.
  • Aceptarse tal como eres, y ello no significa la autocomplaciencia ni la resignación, sino que debemos potenciar nuestras habilidades en el trabajo e intentar evitar o mejorar nuestros puntos débiles. Ello nos ayudara a poder alcanzar nuestras expectativas e incluso superarlas.
  • Aceptar como son los demás y en todo caso ayudarles a que puedan mejorar en su trabajo. Seguramente recordareis situaciones muy agradables en las que habéis ayudado a otras personas, incluso cuando no os lo hayan reconocido en el corto plazo.

Algunos dirán ¿qué hay del dinero? Dejo que cada uno lo valore por sí mismo ya que seguro no nos pondremos de acuerdo en este punto.

Esta Noticia Tiene 0 Comentarios

Deja un comentario